Fondo cabecera Concello de Samos

Camino de Santiago

Etapa sur Camiño Francés

El Camino de Santiago fue catalogado por el Consejo de Europa como el "Primer Itinerario Cultural Europeo" en 1987 y más tarde, en 1998, por la UNESCO, como "Patrimonio Mundial da Humanidad". Nos encontramos ante un camino que alcanzó una dimensión mundial, ya que atrae millares de personas desde distintos puntos del planeta a la capital de Galicia. Sea cual sea el motivo de peregrinación ¿religioso, paisajístico, cultural, ocio- o el medio utilizado- a pié, bicicleta, caballo, burro, moto, etc.-, al tener decidido peregrinar a Santiago de Compostela, obligatoriamente se cruzará por tierras samonenses.

El peregrino observará que el camino se bifurca tras dejar el concello de Triacastela y llegar al término municipal de Samos en camino Norte, que consta de 18,37Km, y el Camino Sur, que pasa por la villa de Samos y tiene 24,5Km. Los dos son itinerarios homologados.
Es muy importante tener en cuenta para el caminante que en Samos encontrará muchas áreas recreativas o de descanso para que el peregrino recupere sus fuerzas mientras se deleita con la belleza del paisaje.

.

El Camino por las aldeas del Norte del Concello de Samos:

Tras dejar la villa de Triacastela cruzando la carretera, el camiño lleva hacia la aldea A Balsa, que es la última de este concello de Triacastela antes de entrar en San Xil, que ya pertenece al concello de Samos.

Se encuentran diferentes tipos de señales para indicar el camino, desde las más antiguas como son los milliarios que ya eran utilizados por los romanos, aunque en aquella época eran cilindros de piedra y hoy son marcos con la concha y con la distancia que hay a Santiago, hasta las más modernas como las flechas y conchas amarillas y las señales metálicas que podremos ver principalmente en las carreteras o en los caminos asfaltados. Otro buen indicador son las iglesias del camino.

Le debemos al cura Elías Valiña Sampedro que en el año 1984 decidiese coger botes de pintura amarilla y comenzara a señalar todo el camino francés en cada desvío con flechas amarillas o ¿toques amarillos¿, especialmente donde no había espacio suficiente para dibujar una flecha entera, además lo numeró quilometricamente. En el camino se ven las flechas amarillas en muy diversos lugares: en las piedras, en el suelo, en los quitamiedos, en las casas, en los muros, en las farolas, en los árboles..., e incluso en San Xil do Carballo se ve el más grande de toda a ruta que es una fuente con forma de concha.
San Xil posee una iglesia con cáliz del siglo XVI.

Se atraviesa A Fócara en el Km 124 y O Real en el Km 123.

Después se sube  al Alto de Riocabo (896 m) con una pendiente del 7% por un camiño donde alterna la terra con las piedras

A unos 3Km se llega a Montán, donde se ven altos muros de piedra y hermosos robles y podrá visitar su iglesia románica.

Se continúa por Fontearcuda, en el Km 121,5. Se ven algunas piedras y rocas donde los peregrinos dejan sus pensamientos, pero al ser el Camino Francés Patrimonio Mundial de la Humanidad está prohibido.

Medio quilómetro más adelante se llega  a la carretera provincial que une Samos con Sarria por Pintín, se cruza la carretera y un camino nos lleva a A Furela, que es

la última aldea de Samos que atraviesa,  ya entra en Sarria atravesando las aldeas de Pintín, Calvor y Aguiada. En esta localidad se úne con el camino del Sur que viene desde Samos y sigue por San Mamede do Camiño hasta llegar a la vila de Sarria.

El  Camiño Sur por la villa de Samos:

Cuando el peregrino opta por esta ruta lo sorprende la espectacularidad de su naturaleza y la viveza de algunos árboles que incluso adquiren la forma de personajes mitológicos de Galicia que semejan estar dando la bienvenida. No íba a ser menos la grandiosidad de los monumentos que se encuentran en  el concello,  en concreto en la capital.


Desde Triacastela el camino sigue por la carretera LU-633 durante unos 4 Km, atravesando el Desfiladero de Penapartida donde sorprenden la grandiosidad de las  rochas y la vegetación hasta llegar a San Cristovo do Real, donde la señal indica que ten que hay que pasar por el centro de la aldea.

Penapartida tiene un paisaje especial, es donde se encuentran las sierras del Oribio y A Meda, solo separadas por el río Sarria. Hay espectaculares caídas de augas y una vegetación autóctona con abundantes arándanos, accebos, castaños, robles, retamas, etc. En el río se puede pescar trucha y peixe previo pago del coto donde no sea pesca libre.

En San Cristovo do Real, una vez que se deja el asfalto se entra en el Camino Real o del Oribio. Recibe este nome porque era el camino que utilizaban los reyes para acceder al monasterio.

Al lado del camino, a la izquierda, está la iglesia románica del siglo XII, de tres naves. Lo más destacable es su retablo barroco, s.XVII, estilo naif, de un solo cuerpo y con cuatro columnas salomónicas. El retablo fue restaurado gracias al interés de sus vecinos que buscaron la ayuda para su restauración. Aún se pueden ver restos de los frescos en las paredes.

Otro motivo por el que debe visitar este templo es por su integración en el entorno, el núcleo es típico gallego, dividido por el río Sarria u Oribio, sus calles, sus casas hacen parecer que el tiempo se ha parado en este lugar.

Sigue el trayecto a la derecha, cruzando el puente que está justo frente a la  iglesia. A la orilla del río, también a la izquierda, se puede ver un antiguo lavadero, muy bien conservado. El suelo es de cemento, pero pocos metros después ya es de tierra, especialmente cuando pasa pegado al cementerio que se encuentra a la izquierda.


Aquí el camino se estrecha y es como si la naturaleza lo protegiese. El entorno de esta ruta que lleva a la capital del concello, es más hermoso debido a la presencia del río que permite disfrutar de un paisaje muy variado y llamativo. Además tiene la ventaja de que los impresionantes árbores protegen de los golpes de calor.

Tras cruzar el puente se ve  a la izquierda el molino de Piño de Renche.

Se sube una pequeña cuesta hasta entrar en la aldea de Renche, a la derecha está la iglesia de Santiago de Renche, con vestixios románicos. Esta iglesia está dentro del cementerio, lo que es algo muy habitual en Galicia, aunque los foráneos se sorprenden al verlos totalmente integrados en los núcleos de población. Se recorre la subida hasta llegar a la carretera para dirigirse a  la derecha. Se puede descansar en los bancos a la orilla de la carretera,  a la sombra de los árboles, antes de entrar en Lastres.

Al entrar en Lastres comieza un descenso, a la derecha se cruza un puente y hay otra pequeña subida. El camino se estrecha al pasar al lado de una hermosa casa cubierta de hiedra. A partir de aquí, se fascinará con la natureza, camiñara protegido por el envolvente paisaje y sobre un suelo de tierra.

La siguiente parada es Freituxe, donde también existe un área de descanso a la izquierda. Un pouco más adelante, tras una leve subida, se  rodea un muro y se descubre la capilla. Posteriormente el itinerario nos lleva a atravesar este lugar al tiempo que se desciende un pouco y se gira a la derecha.

Se continúa bajando por un suelo de piedras y tierra.  Se pasa por un puente, se gira a la derecha y al subir, se llega al núcleo de San Martiño do Real. Existe la leyenda de que aquí hubo un antiguo monasterio que fué edificado por el rei asturiano Fruela I ( año 759). Hay un iglesia románica de finales del siglo XII con reformas en los frentes. Dispone de canciños románicos, cabezas de caballos, carneros, figuras humanas y geométricas, tiene pinturas al fresco en seu interior. La fachada es lisa, pero destaca la ventana del centro. La nave es de planta rectangular y dispone de un cabildo a la entrada. El ábside, por el exterior, se divíde en tres tramos de pilastras de poco resalte. El muro de tambor es ciego y en los costados de la nave se aprecianas saeteras. Aquí se ve otro ejemplo de cementerio integrado con la iglesia en medio de la aldea. Se sube unos metros pasando por un túnel hasta ver la carretera, en cuanto se cruza comienza el descenso hacia la villa de Samos.

Los ojos se abren al descubrir la hermosa capital, con sus monumentos, desde la muralla de clausura del siglo XVI, rodeando el valle y que acompaña hasta ver las primeiras casas.

Se pasa  por el interior de Samos descendiendo por un camiño empedrado hasta llegar al centro de la villa y a la Casa del Concello y frente a la Torre del reloj, el cual perteneció al monasteiro antes de la desamortización. Para visitar la Abadía (s. VI), la Capilla del ciprés(s. IX), la muralla tardo romana y el Paseo del río tendrá que ir a la derecha.

La Abadía de San Xiao y Santa Basilisa conserva restos de una iglesia románica del siglo XII, una portada, fachada y escaleras de caracol. Los dos claustros llaman la atención del visitante.

 El claustro pequeño o de las Nereidas es del siglo XVI, de estilo gótico tardío con bóveda nervada de granito que cubre toda la planta baja. Hay una fuente barroca, de las Nereidas, s. XVIII.

 El claustro grande, s. XVII de estilo clasicista es uno de los más grandes de España (56x56m), tiene una estatua en el centro del padre Feijoo, obra del escultor Francisco Asorey. En el primeir andar de este claustro hay pinturas murales sobre la vida de San Bieito de Nursia, de los  pintores José Luis Rodríguez, Enrique Navarro y Celia Cortés. La iglesia es del siglo XVIII, de estilo clasicista. De planta basilical con tres naves, crucero y airosa cúpula. Posee 13 retablos de diferentes estilos,: renacentista, barroco y clasicista, con magnificas tallas de Moure, Ferreiro y Gambino, y un grandísimo órgano con tres fachadas, que hoy da un magestuoso sonido en la misa solemne, al laude y en los conciertos.

La sacristía del siglo XVIII es de estilo clasicista, de planta octogonal coronada con una cúpula. En medio hay un mesa barroca policromada y armarios neoclásicos. El Signo tiene una bóveda (s. XVI). Fuente barroca y frescos de la ¿Vida de Cristo¿ de Joan Parés.

A horas puntas tiene visitas guiadas. Los horarios se encuentran en la web del monasterio. www.abadiadesamos.com

La capilla del ciprés o del Salvador, (s. IX), prerrománico con muchas características de mozárabe, y con pinturas al fresco de influencia asturiana. Al lado de ella está un ciprés milenario de 25m de altura. Pertenece a los padres beneditinos.

Dispone de un área de descanso en la cara norte de la capilla, y también se pueden observar los restos de la muralla tardo romana, que por suerte aún se conserva unos metros de ella.

Delante de la muralla y de la capilla se puede refrescar en el río o camiñar por el Paseo del Río que llega hasta la carretera, y al cruzarla se comuníca con el paseo que percorre la parte posterior del  monasterio, desde donde se ve el acueduto y la huerta. Tiene bancos para sentarse y poder admirar la Abadía.

La ruta jacobea continúa por la carretera, atravesando la villa hacia Sarria. Se pasa delante del monumento al peregrino, donde todos se hacen una foto.

Siguiendo de frente y a la izquierda está el área de descanso de Foxos que es conocida como el museo de la piedra. Desde aquí hasta Santiago quedan 128Km.

Unos 600 metros más adelante también a la izquierda está el área recreativa de Teiguín con pistas deportivas y piscinas. Unos pasos más adelante, más o menos entre 25-50 metros, se ve a la derecha la capilla de Santo Domingo de Teiguín que es del siglo XVIII, retablo barroco con Sto. Domingo de Silos.

Continúa por la carretera  LU-633 donde una señal amarilla en el suelo indica que el camino continúa a la derecha.

A partir de ahora hay una pequeña subida sobre terreno asfaltado. A primera hora de la mañana y con el día despejado, se ve como la luz pasa a través de las hojas de los árboles.

Pasará al lado de unos prados y después baja por un camino empedrado hasta que pasa ser estrecho y de tierra.

La  iglesia de Pascais es en honor a Santa Uxía, es románica (s. XII), con un magnífico retablo barroco. Es otra de las iglesias que tiene el cementerio al lado.

El  panel y la flecha de Gorolfe y Vilachá indicaran el sentido a seguir, es un camino de tierra. Hay flechas amarillas sobre algunos muros que, a veces, no se distinguen muy bien, pero desde hace siglos las iglesias siguen siendo una de las mejores señales en la ruta jacobea. Una de las señales indica que restan 114Km hasta Santiago.

lTras pasar a iglesia de Pascais, el camino es asfaltado y en descenso, no suelo una señal indica el desvío hacia la derecha, un vez más al lado del río y camino de tierra.

En la aldea de Veiga de Reiríz también alterna el camiño de tierra con asfaltado, y se puede admirar el bonito paisaje. Tiene la iglesia de Santo Estevo que es románica, del siglo XII, ccon un hermoso ábside pentagonal y espadana. En el interior un retablo barroco de un sólo cuerpo con columnas balaustradas. Las imágenes son de Santo Estevo, San Xosé y Santa Lucía.

La última aldea del concello de Samos por la que pasa es Sivil, después llega a Perros y a continuación Calvor, que ya pertenece al concello de Sarria.

Los peregrinos que vienen desde Triacastela en bicicleta o automóbil, o simplemente prefieren ir por la carretera LU-633, deberán pasar por los siguientes lugares: Penapartida, San Cristovo do Real, Renche, Lusío, San Martiño do Real, Samos, Foxos, Teiguín, Pontenova, A Coeda, Aián y Frolláis. En el Km 45 ya entrará en el concello de Sarria por Fontao.

Información sobre el documento

Escudo del    Concello de Samos
Ayuntamiento de Samos
Plaza de España N°1 – 27620 Samos - Lugo (Galicia)
Teléfono: 982 546002 | Fax: 982 546122
E-mail: concello.samos@eidolocal.es